Usted está aquí: Inicio / Relatos / ¡Trabajo decente para las personas trabajadoras del hogar! ¡Trabajo decente para una vida decente!

¡Trabajo decente para las personas trabajadoras del hogar! ¡Trabajo decente para una vida decente!

Comments
por IDWFED Última modificación 07/10/2020 13:34
Exigimos trabajo decente para las personas trabajadoras del hogar e instamos a los gobiernos a ratificar e implementar el Convenio 189 de la OIT sobre Trabajadores y Trabajadoras del Hogar y el Convenio 190 sobre Violencia y Acoso, para garantizar que ninguna persona trabajadora del hogar sea excluida. Necesitamos que el trabajo sea decente, para que todos tengan una vida decente.

Details

Global -

Este año se celebra el 12° aniversario del Día Mundial por el Trabajo Decente, lanzado por la Confederación Sindical Internacional (CSI) el 7 de octubre de 2008, para homenajear a aquellos que han luchado en el frente de batalla del movimiento sindical y les han brindado a los trabajadores los beneficios y estándares con los que cuentan actualmente, sea una jornada laboral de 8 horas, un día libre por semana, mejores condiciones de protección, salud y seguridad, etc. Cualquier aspecto de un empleo seguro y bajo condiciones de protección laboral que podría darse por sentado es producto de los incansables esfuerzos de trabajadores y sindicalistas que han demandado y continúan demandando trabajo decente. Sin embargo, esas mismas disposiciones y victorias históricas no se aplican horizontalmente en todos los sectores. Seguimos luchando por la justicia en el trabajo y, a su vez, por la justicia económica para aquellos que cargan sobre sus espaldas el peso del trabajo sistemáticamente tratado como invisible, como es el de las personas trabajadoras del hogar.

En el Día Mundial por el Trabajo Decente, honramos los sacrificios del movimiento de trabajadoras del hogar y sus luchas para lograr la igualdad y un trato justo para mujeres y hombres. La injusticia dentro del sector de trabajo doméstico es una historia tan antigua como el tiempo, resultado del trabajo feminizado y subvalorado de las mujeres, que por lo general se espera que sea realizado gratuitamente dentro del ámbito familiar. Esto se traduce en bajas remuneraciones y falta de reconocimiento de la importancia del trabajo doméstico para el Producto Bruto Interno de los países y del valor que este tiene no solo para el bienestar de aquellas personas que se dedican a él, sino también para el trabajo de cuidados en el cual se basa la economía y a través del cual se generan lucros. Es imperativo proporcionar seguridad laboral y protección a las personas trabajadoras que cargan con el peso del trabajo del hogar, a costa de su bienestar, seguridad y protección en el futuro. No solo se trata de una lucha de índole laboral, sino también de una lucha inevitablemente ligada a la liberación de las mujeres, las personas de color, las migrantes y las trabajadoras del Sur Global de la discriminación estructural.

Este año 2020 ha sido extremadamente desafiante, con una pandemia global que ha desestabilizado a las personas trabajadoras del hogar, aumentando tanto su carga de trabajo como su vulnerabilidad frente a suspensiones y despidos injustos. Estos tiempos de crisis demuestran que nuestras demandas de trabajo decente no son planteos idealistas y disparatados, sino que representan necesidades urgentes y prioritarias sin las cuales no podremos lograr un crecimiento económico sostenible e inclusivo, y eliminar la pobreza. La Federación Internacional de Trabajadoras del Hogar (FITH) renueva su compromiso de contribuir al desarrollo de organizaciones de trabajadoras del hogar fuertes, democráticas y responsables, capaces de proteger los derechos de las trabajadoras en todas partes así como de promover la igualdad de género y los derechos humanos y sindicales en todos los países, logrando que los gobiernos asuman las responsabilidades que les corresponden. Exigimos trabajo decente para las personas trabajadoras del hogar e instamos a los gobiernos a ratificar e implementar el Convenio 189 de la OIT sobre Trabajadores y Trabajadoras del Hogar y el Convenio 190 sobre Violencia y Acoso, para garantizar que ninguna persona trabajadora del hogar sea excluida. Necesitamos que el trabajo sea decente, para que todos tengan una vida decente.

Source:

Story Type: News

comentarios de blog provistos por Disqus