Usted está aquí: Inicio / COVID-19 / A-Las trabajadoras del hogar / Nuestras historias / Trabajadora del hogar, madre sola a cargo de sus hijos y sostén del hogar: Lovenness Zimba vive en primera persona el efecto de la pandemia de COVID-19 en Zambia

Trabajadora del hogar, madre sola a cargo de sus hijos y sostén del hogar: Lovenness Zimba vive en primera persona el efecto de la pandemia de COVID-19 en Zambia

por IDWFED Última modificación 01/06/2020 00:00

 

Zambia -

La pandemia de COVID-19 ha afectado drásticamente a las trabajadoras del hogar de diferentes maneras: son discriminadas aún más, sus contratos son rescindidos y sus ingresos se ven reducidos a la mitad. Esto es, por supuesto, si es que continúan recibiendo sus salarios.

Lovenness Zimba es una trabajadora del hogar del área de Ng’ombe en Zambia. Es miembro del Sindicato de Trabajadoras del Hogar de Zambia-DWUZ. Zimba tiene 45 años, es divorciada y tiene 5 hijos. Su exmarido no se ocupa de la familia ni tampoco de mantener a los niños. Su único medio de subsistencia para ella y sus hijos es el trabajo doméstico.

El brote de COVID-19 en marzo de 2020 afectó enormemente a Zimba y a muchas otras trabajadoras como ella. Se vio obligada a tomarse licencia sin goce de sueldo. A fines de abril su empleador se comunicó con ella para informarle que le iba a pagar únicamente la mitad de su salario y rescindir su contrato una vez abonado ese dinero. El empleador no tuvo en cuenta que Zimba dependía de ese ingreso para la subsistencia de su familia ni las dificultades que iba a tener que enfrentar como madre sola y único sostén del hogar.

Con el poco dinero que Zimba recibió de su empleador, comenzó un pequeño emprendimiento de venta de tomates y papas. A pesar de su espíritu emprendedor, el pequeño negocio no deja mucho dinero debido al confinamiento. Sin embargo, ayuda para poder alimentar a sus hijos.

Los líderes del sindicato la han estado visitando y asesorando a ella y su familia. Zimba está preocupada por sus hijos. No quiere que ellos sufran como ella y por eso se esfuerza tanto para que ellos tengan una vida mejor que la de ella. Zimba contactó a las autoridades de gobierno para solicitarles que incluyan a las trabajadoras del hogar y sus familias dentro de los planes de asistencia ya que son una parte de la población directamente afectada por la pandemia de COVID-19. El gobierno se está ocupando del asunto: nadie debe ser despedido de su empleo ni dejar de recibir su salario en tiempos de crisis. Sin embargo, la mayoría de los empleadores no cumplen con las directivas del gobierno.

Zimba está incluida entre las trabajadoras del hogar que el Sindicato de Trabajadoras del Hogar de Zambia-DWUZ ha identificado se encuentran necesitadas de asistencia de emergencia, y recibirá esa ayuda a través del fondo de emergencia de la FITH.