Usted está aquí: Inicio / Relatos / Perú: Justicia para ellas
Perú: Justicia para ellas

Perú: Justicia para ellas

Comments
por IDWFED Última modificación 31/03/2012 00:00
Colaboradores: Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar del Perú y el Centro de Capacitación Para las Trabajadoras del Hogar/Diario La Primera
Ayer se celebró el día internacional de las trabajadoras del hogar, mujeres que en pleno siglo XXI siguen siendo discriminadas por la sociedad peruana. Excluidas en la mayoría de casos de los derechos que la ley les reconoce, las mujeres que se encargan día a día de las tareas de millones de hogares peruanos, siguen exigiendo un trato digno al conmemorarse su día, 30 de marzo, pues aún la sociedad las discrimina.

Details

PERÚ -

Ayer se celebró el día internacional de las trabajadoras del hogar, mujeres que en pleno siglo XXI siguen siendo discriminadas por la sociedad peruana.

Excluidas en la mayoría de casos de los derechos que la ley les reconoce, las mujeres que se encargan día a día de las tareas de millones de hogares peruanos, siguen exigiendo un trato digno al conmemorarse su día, 30 de marzo, pues aún la sociedad las discrimina.


Foto: Diario La Primera

Valgan verdades, en el Perú del Siglo XXI, ser trabajadora del hogar todavía es sinónimo de sirvienta o esclava. Incluso, muchas de ellas son consideradas inútiles, que no pueden tener otras capacidades para desarrollarse en el mercado laboral. Son tratadas como personas que no merecen todos sus derechos.

Por ejemplo, las prácticas de despido intempestivo sin reconocimiento de beneficios sociales son pan de cada día. Y ni qué decir del acoso sexual a niñas y adolescentes que incluso llega a la violación por parte de malos empleadores, sus hijos u otros parientes. Ello tiene que ver con que muchas niñas y niños son traídos de su tierra natal con engaños para esclavizarlos. Este fenómeno se da con mayor frecuencia en las capas medias y bajas de la sociedad.

Números y realidad

Actualmente, existen 700 mil trabajadoras del hogar a nivel nacional, las mismas que pueden clasificarse en cuatro grupos: de 20 a 35 años de edad que todavía pueden encontrar un trabajo; de 35 a 50 años que muchas veces trabajan en una sola familia, y si salen o son despedidas no podrán encontrar trabajo por su edad; de 14 a 20 años, que es el mayor porcentaje de trabajadoras, niñas y adolescentes que representan 40 por ciento del total; finalmente de 12 años a menos, que se encuentran en los conos de Lima, mercados para familias de clase media baja, y que reciben un trato de esclavitud, sin salario, ni educación y son maltratados físicamente.

El tráfico y la trata de menores día a día crece sin ningún control de parte de las autoridades y la falta de legislación para esta población es preocupante.

Otro problema es el maltrato y humillaciones que reciben las trabajadoras cuando denuncian abusos en las comisarías.

El tema de fondo no solo es el incumplimiento de la Ley 27986 que regula el trabajo en el hogar, sino una cultura arraigada en la sociedad peruana que discrimina a la mujer, situación que se agrava en el caso de las trabajadoras del hogar, que en más del 80 por ciento son de origen andino, amazónico y afro descendiente. Más del 90 por ciento de trabajadoras del hogar son mujeres.

Situación laboral

Según las denuncias de miles de trabajadoras, el trabajo es de 12, 14 y hasta 16 horas diarias, es decir más de 90 horas semanales, lo que vulnera el marco normativo que establece 8 horas efectivas de trabajo al día.

Asimismo, el promedio de salarios oscila entre 250 a 300 soles mensual. Y en ciudades del interior del país se llega a 80, 100 y hasta 150 soles mensuales sin beneficio social alguno. Ello se empeora en el caso de niños y adolescentes que ganan entre 30 a 50 soles mensuales, e incluso solo propinas.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 200 mil niñas, niños y adolescentes peruanos que tienen primaria incompleta, y laboran en tareas del hogar reciben solo propinas, sin descanso ni beneficios.

Seguridad social

Según el registro de la Superintendencia de Administración Tributaria (Sunat), solo el 7 por ciento de trabajadoras del hogar en el Perú están aseguradas. Es decir no se cumple con un derecho reconocido por ley, poniendo en riesgo su salud. No se toma en cuenta que las trabajadoras del hogar están expuestas a varias enfermedades ocupacionales como a los bronquios por estar en todo momento en contacto con agua fría, asimismo, hongos por la manipulación constante de detergentes, y otras enfermedades como gastritis, tuberculosis, depresiones, ente otras.

Educación

Más del 80 por ciento de trabajadoras del hogar no pueden estudiar debido al horario de trabajo. En la mayoría de casos, los empleadores se resisten a dar tiempo para el estudio, lo que repercute en el analfabetismo. Los pocos colegios nocturnos que existen presentan un alto ausentismo. En cada aula hay 7 u 8 alumnas. Las jóvenes no tienen más alternativa que estudiar en colegios no escolarizados en el día de su descanso físico, normalmente domingos. Eso origina que un año escolar se demore dos años calendario, lo que se materializa en deficiencias para la lectura, las sumas, etc.

Según la Dirección de Igualdad de Oportunidades el Ministerio de la Mujer, las trabajadoras del hogar a nivel nacional, presentan un bajo nivel de instrucción. El 49.5 por ciento tiene educación primaria, el 14.8 por ciento, educación secundaria, y el 12.8 por ciento educación superior técnica. Según la misma fuente, el 45.5 por ciento carecen de beneficios sociales, gratificaciones, días libres, seguridad social. No existe negociación colectiva, los sueldos son definidos por los empleadores

En suma, a pesar de los logros obtenidos como la Ley 27986, aprobada el 2 de Junio del 2003, aún sigue fuerte la discriminación y la resistencia de los empleadores a efectivizar los derechos conquistados, no valorando la importancia del trabajo en el hogar para el desarrollo y crecimiento de las familias. Sin duda, una de las violaciones laborales más fuertes se da en la aplicación de la jornada laboral.

Jornada laboral

Según el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, las trabajadoras del hogar en Lima, laboran 11.4 horas diarias en promedio. Solo el 20.2 por ciento de las trabajadoras del hogar tiene acceso a descanso dominical y solo el 22 por ciento tienen vacaciones. Las niñas y niños menores de 14 años son los más perjudicados en este aspecto, pues el 28.1 por ciento reciben sueldos por debajo de la remuneración mínima vital, el 47.7 por ciento recibe propinas, y el 22.9 por ciento no recibe pago alguno.

Migrantes

El 91 por ciento de trabajadoras del hogar son migrantes, de este grupo el 52.5 por ciento procede de las zonas rurales y de la sierra, el 61 por ciento tiene entre 17 a 28 años de edad y sufren discriminación étnica, racial y de género.

Violencia
Según el Ministerio de la Mujer, 1 de cada 10 trabajadoras del hogar ha sufrido violencia física; 3 de cada 10, algún tipo de hostigamiento y/o violencia sexual en sus centros de trabajo.


Foto: Diario La Primera

Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar del Perú y el Centro de Capacitación Para las Trabajadoras del Hogar

Hace más de 35 años que las trabajadoras del hogar vienen luchando para que la reivindicación de su dignidad como mujeres migrantes andinas nativas y afro descendientes.

El expresidente Juan Velasco Alvarado aprobó en 1970 el Decreto Supremo 002-TR-70, para los trabajadores del hogar, reconociéndoles la mitad de los beneficios que gozan los trabajadores de la actividad privada. Esta norma dio lugar a la organización sindical de este sector, lo que originó la constitución de la Coordinadora de Sindicatos de Lima Metropolitana, y luego a nivel nacional, se logró activar hasta el año 1985. Luego, debido a la coyuntura política del país, la organización se debilitó y el gobierno ya no quiso dar el reconocimiento jurídico.

Como estrategia de resistencia se formó el Centro de Capacitación para las Trabajadoras del, Hogar (CCTH) con los mismos fines y objetivos. Ello permitió muchos logros a favor del sector, entre ellos la Ley 27986 de trabajadoras del hogar, el 2 de Junio de 2003.

Hace 2 años se retomó la organización sindical, constituyéndose el Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar del Perú (Sintrahogarp), el mismo que ya cuenta con 450 afiliadas a nivel nacional y está en campaña de afiliación.

Sintrahogarp ha realizado acciones de impacto político, asesoramiento permanente, acompañamiento de los casos de beneficios sociales, y sobre todo ha difundido la Ley 27986 en coordinación con el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de la Mujer y demás organizaciones que trabajan con el sector.

Sintrahogarp está afiliado a la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadoras del Hogar (Conlactraho), y participa en la mesa del Ministerio de Trabajo, en la mesa del Ministerio de la Mujer, y en la Mesa de la Lucha Contra la Pobreza del Cono Norte.

Ratificación del Convenio 189

Trabajadoras del hogar de diversas regiones hicieron un plantón el 19 de marzo pasado frente al Ministerio de Trabajo, para exigirle al gobierno la ratificación del Convenio 189 sobre Trabajo Decente para las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El tratado y su recomendación fueron adoptados en junio pasado durante la 100 Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, con el fin de proteger los derechos laborales de unos 100 millones de mujeres y hombres que realizan trabajos al interior de casas en todo el mundo. La manifestación fue convocada por el Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar del Perú (SINTRAHOGARP)

Source: Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar del Perú y el Centro de Capacitación Para las Trabajadoras del Hogar/Diario La Primera

Story Type: News

comentarios de blog provistos por Disqus