Usted está aquí: Inicio / Actividades / REPUBLICA DOMINICANA: 25 de noviembre Día de la no violencia contra la mujer
REPUBLICA DOMINICANA: 25 de noviembre Día de la no violencia contra la mujer

REPUBLICA DOMINICANA: 25 de noviembre Día de la no violencia contra la mujer

Comments
por IDWFED Última modificación 04/11/2014 17:27
En nuestra condición de mujer las trabajadoras del hogar somos posiblemente el grupo de mujeres que más violencia sufrimos. Amigas trabajadoras, la violencia a la que estamos sometidas es variada y muchas veces no nos damos cuenta. Aquí denunciamos algunas de las violencias más comunes a las que estamos expuestas.
  • REPUBLICA DOMINICANA: 25 de noviembre Día de la no violencia contra la mujer
  • 2014-11-25T00:00:00+00:00
  • 2014-11-25T23:59:59+00:00
  • En nuestra condición de mujer las trabajadoras del hogar somos posiblemente el grupo de mujeres que más violencia sufrimos. Amigas trabajadoras, la violencia a la que estamos sometidas es variada y muchas veces no nos damos cuenta. Aquí denunciamos algunas de las violencias más comunes a las que estamos expuestas.
When
25/11/2014 (Universal / UTC0)
Where
REPUBLICA DOMINICANA
Add event to calendar
iCal


Violencia legal

La ley no nos reconoce los derechos que tienen los demás trabajadores, mientras los demás trabajadores tiene derecho a ocho (8) horas de trabajo, pago de horas extras, jornada de trabajo establecido, sueldo mínimo, seguro médico, seguro en caso de accidente de trabajo, licencia por maternidad, a nosotras nos quitan esos derechos; así que tenemos que trabajar sin una jordana de trabajo establecida; sin horarios, trabajamos un promedio de 15 a 16 horas diarias, el doble de lo establecido para los demás trabajadores/as sin que se nos pague horas extras. No tenemos seguro médico, ni de accidente de trabajo, ni derecho a licencia por parto.

Tenemos que trabajar los días feriados (días de fiesta), y trabajamos toda la vida sin tener derecho a jubilación ni a liquidación, no contamos con un sueldo mínimo establecido por lo que cada familia empleadora ofrece lo que le parece, tampoco senos reconoce el derecho a la  regalía pascual a fin de año.

Así se nos va la vida, sin que se reconozca que somos seres humanos con los mismos derechos que los demás trabajadores.

Violencia social y laboral

La mayor violencia social es que se cree que el trabajo que hacemos no tiene valor, y por eso se nos trata con desprecio, a tal punto, que muchas de nosotras sentimos vergüenza de ser trabajadoras del hogar.

Somos maltratadas tanto con palabras como físicamente, nos insultan, nos calumnian, muchas veces nos acusan de ladronas  cuando no nos quieren pagar o nos quieren humillar. Cuando la trabajadora es muy joven la violencia es aún mayor , llegando al punto de golpearlas y en extremo violarla.

Disponen de nuestro tiempo sin consultarnos, cuando en nuestros días libres tenemos que trabajar, es decir, que se nos niega el derecho a descansar porque ni siquiera podemos tomar una hora de descanso entre un trabajo y otro, aun así, no se respeta nuestro tiempo libre.

Nos imponen tareas (oficios) que no nos toca hacer sin que nos paguen un centavo más, y si nos negamos nos despiden o nos tratan peor. Nos llaman sucias, brutas, chopas, avión, grillos, gurgucias, gumarra o cualquier otro nombre despreciativo que se le ocurra.

Se viola nuestra privacidad cuando leen nuestras cartas, escuchan nuestras conversaciones por teléfono, averiguan sobre nuestras relaciones íntimas, nos revisan el cuarto o nos llaman a media noche.

Estamos sometidas al aislamiento más inhumano ya que nos podemos compartir con nuestros hijos, familiares, amigas y amigos; muchas veces no nos dejan compartir ni siquiera con otras trabajadoras.

Nos impiden hasta dedicar tiempo a nuestro cuidado personal, tenemos que bañarnos con rapidez y ni hablar de tomar tiempo para lavarnos el pelo, limpiarnos las uñas, etc, y lo peor es que después nos llaman sucias. La injusticia, la violencia es tan grande que ni siquiera podemos enfermarnos o salir embarazadas porque nos echan de la casa como se echa a cualquier animal.

Violencia sexual

A la violencia sexual estamos expuestas todas las mujeres: adultos mayores, jóvenes, negras, blancas, ricas o pobres…todas sin importar como uno se vista, la ocupación, ni el lugar donde estemos, puede ocurrir en nuestras casas, en la calle, en el trabajo etc.

La violencia en contra de las mujeres puedes estar encubierta y pasar sin que nos demos cuenta, así tenemos un largo listado de violencias como son:

  • Los golpes o golpizas que los maridos y novios proporcionan a las mujeres. La sociedad (hombres y mujeres) justifican que los hombres lleguen hasta el punto de  matar mujeres cuando no quieren seguir soportando, son muchos los casos en que incluso se mata a los hijos para hacer sufrir a las mujeres, en casos de  menos extremos los maridos echan a la mujer de la casa o la ponen en incertidumbre (zozobra) amenazándolas con sacarlas de sus casas, llevarse los hijos, llevarse sus pertenencias. Otro recurso muy utilizado es quitarles los hijos o negarse a mantenérselos.
  • El acoso sexual en el trabajo, es decir, que los patrones nos enamoran, se creen con derecho a tocarnos o hacen cualquier acto de esa naturaleza con el que no estemos de acuerdo.
  • La violencia sexual que puede ser de diferentes formas aun cuando no haya golpes o penetración, y que como dijimos antes puede ocurrir en cualquier parte. La mayoría de la gente piensa que la violencia sexual solo ocurre en La calle y que siempre los violadores son hombres desconocidos, pero eso no es verdad porque muchas veces somos violadas por familiares, amigos, vecinos y es muy frecuente que quienes nos violan sean nuestros propios maridos y novios, porque si nosotras no deseamos tener ninguna relación sexual y senos obliga de la manera que sea, eso es violencia.

Otras formas de violencia sexual muy frecuentes aunque menos reconocidas como violencia son:

  • Las presiones psicológicas (intimación) de nuestros maridos o novios cuando somos forzadas  a tener relaciones sexuales con ellos diciéndonos por ejemplo, “tú no me quieres” o “tú tienes otro hombre”.
  • Los insultos de los hombres cuando nos dicen que las mujeres no servimos para nada, que somos malas, brutas, feas, aburridas frías etc.
  • Una forma muy particular de violencia son los piropos, ya que sabemos que todo ser humano necesita en algún momento ser halagado, sin embargo la manera y la frecuencia con que somos “piropeadas” tiene que hacernos pensar que los piropos no son más que una expresión de que el cuerpo de la mujer se considera un símbolo sexual, “una cosa” y cada hombre se cree en el derecho de opinar sobre nuestros cuerpos, como si anduviéramos buscando todo el tiempo la aprobación de los hombres para saber cómo somos, una manera de darnos cuenta de que es una violencia está en los piropos ofensivos, humillantes, que son la mayoría y en el hecho de que los hombres pueden andar como le parece sin ser acosados por las mujeres.

Hay muchas cosas más sobre la violencia como son: ¿Por qué tanta violencia?, ¿Cuál es su origen?, las falsas creencias sobre la violencia en general y específicamente sobre la violencia, ¿Cómo enfrentarla violencia? ¿Qué hacer en caso de violencia sexual? Etc. Sobre todos estos temas podemos hablar y compartir.



Únete a ATH para que descubras un mundo nuevo, y recuerda que:

  • El trabajo que nosotras realizamos es digno y no tenemos por qué soportar atropellos, valora tu trabajo y organízate para defender nuestros derechos.
  • No tienes por qué aceptar la violencia en cualquiera de sus formas.
  • Si eres violentada o violada, denuncia al violador que tú no eres culpable de ser violada o violentada.

EL TRABJAO ES BELLO PERO SIN ATROPELLO

Autoría: Victoria García, Presidenta ATH
Redacción: Elena Pérez, Sec.Org.ATH

JUAN ERAZO NO.14 EDIFICIO 1 LOCAL 3-A VILLA JUANA DISTRITO NACIONAL REPUBLICA DOMINICANA,

TEL: 829-435-6564   CEL: 829-677-4328 y 849-806-5433 

CORREO ELECTRONICO:  victoriagath@hotmail.com y elenaperezath@hotmail.com

Más información

comentarios de blog provistos por Disqus